La diferenciación tecnológica de SENER, clave en la construcción - Diciembre 2013 - No.46 /Tribuna

Dan Richard


Presidente de la Autoridad del Tren de Alta Velocidad de California

Dan Richard (tercero empezando por la izquierda) en una reunión de la asociación.

Dan Richard (tercero empezando por la izquierda) en una reunión de la asociación.

Durante varias décadas, los californianos han sufrido algunas de las autopistas con más atascos y los aeropuertos con más retrasos de los Estados Unidos. Desde la década de los 60, muchos países de todo el mundo que han tenido que hacer frente a este problema han optado por el tren de alta velocidad para solucionarlo. Con el deseo de encontrar un método de transporte más rápido y eficiente que el coche, pero también más barato y menos tedioso que el avión, California siguió el modelo de estos países al aprobar, en 2008, la Proposición 1A: la Ley de Bonos de Deuda para un Tren de Pasajeros Seguro y Fiable de Alta Velocidad. Así se inició el proceso que culminará en última instancia con la construcción del primer sistema ferroviario de alta velocidad real de los Estados Unidos. Este año, esta visión se hará realidad cuando la Autoridad del Tren de Alta Velocidad de California emprenda el gran proyecto de construcción del primer tramo del sistema ferroviario de alta velocidad en el Valle Central.

En agosto, la Autoridad adjudicó el contrato de diseño y construcción para el primer paquete de la obra a Tutor Perini/Zachry/Parsons, un consorcio de empresas que llevará a cabo el diseño y la construcción de la infraestructura del ferrocarril de alta velocidad desde Madera hasta Fresno, con una longitud de 46,6 km. Esta será la primera parte de la ‘columna vertebral’ de todo el sistema, una línea ferroviaria de 482,8 km que recorrerá todo el Valle Central hasta llegar al valle de San Francisco, conectando así las dos mega regiones del Estado.

Asimismo, la Autoridad está adquiriendo propiedades en el Valle Central para obtener el derecho de paso para el tren de alta velocidad. Nos hemos asociado con la ciudad de Fresno y con la Corporación para el Desarrollo Económico de Fresno para involucrar a todas las empresas del Valle Central en la construcción del proyecto, y para formar y contratar a trabajadores de las regiones circundantes, de manera que la población local pueda obtener el máximo provecho de esta gran inversión. Con su entrega, el personal de la Autoridad de la zona ha desempeñado un papel clave informando a los propietarios de las empresas de los avances del proyecto y mitigando los efectos de este sobre las empresas que tengan que trasladarse.

El sector en el que nos hemos centrado de manera especial es el de la agricultura, que sustenta el día a día del Valle Central y constituye una fuente de recursos de gran importancia para el Estado. Como tal, estamos haciendo todo lo posible para reducir los posibles impactos del proyecto, lo cual incluye el desarrollo de un marco de colaboración con el Departamento de Conservación de California para implementar un programa de preservación de los campos de cultivo. Este programa garantiza que, por cada acre de terreno que se vea afectado, se conservará, como mínimo, un acre de forma permanente.

El proyecto también pretende dar un impulso económico a las pequeñas empresas del Estado, y por ello nos hemos propuesto que nada menos que el 30 % de ellas puedan participar en el proyecto. Como parte de este esfuerzo, la Autoridad se ha asociado con la Administración de la Pequeña Empresa de Estados Unidos y con las oficinas de Fresno de la Agencia para el Desarrollo de Empresas Minoritarias, para poder dotar a nuestros objetivos de un mayor alcance.

De cara al futuro, durante el próximo otoño la Autoridad emitirá la solicitud de cualificación correspondiente al paquete de construcción 2-3 en el Valle Central. Este paquete se iniciará en Fresno, continuará hacia el sur y finalizará aproximadamente a un kilómetro y medio al norte de la frontera entre los condados de Tulare y Kern, cerca de Bakersfield. Entretanto, seguiremos avanzando con nuestros procesos de evaluación medioambiental en otros tramos del proyecto por todo el Estado.

A pesar de que queda mucho por hacer, hemos emprendido el camino para dotar a Estados Unidos de su primer sistema ferroviario de alta velocidad.

Galería

Trazado del sistema ferroviario de alta velocidad de California

Copyright SENER 2022