Portada /Reportaje

El salto tecnológico 4.0 de SENER en Infraestructuras y Transporte

Imagen artística del metro ligero de Abu Dabi, en Emiratos Árabes Unidos.

Imagen artística del metro ligero de Abu Dabi, en Emiratos Árabes Unidos.

Se calcula que, para el año 2050, al menos el 70 % de la población de nuestro planeta será urbana, ubicada en megalópolis, algunas de las cuales serán totalmente nuevas y otras surgirán de núcleos ya existentes.

Para afrontar este desafío, las empresas de ingeniería deberán ser capaces de ofrecer, más que nunca, proyectos integrales, que incorporen conceptos urbanísticos, sociales, medioambientales y de movilidad; una oportunidad donde SENER puede aportar valor desde una visión multidisciplinar, dada la experiencia del grupo en transporte, edificación y arquitectura, y en los retos que se prevén en materia de transporte urbano, abastecimiento de agua, sistemas de saneamiento y energía.

La ingeniería tiene la responsabilidad social de ofrecer una mejor calidad de vida al ser humano a través de sus proyectos.

Esta aportación es especialmente significativa en las llamadas ciudades inteligentes, donde convergen tecnología, innovación e infraestructuras para lograr un funcionamiento ordenado, con menor impacto hacia el medio ambiente y en un entorno más humano.

La ingeniería cumple en ellas un rol fundamental, pues adquiere la responsabilidad social de ofrecer una mejor calidad de vida a sus habitantes a través de sus actuaciones. La intervención temprana en estas futuras ciudades inteligentes, abordando los proyectos urbanos desde la planificación integral inicial, permite anticiparse a los problemas y establecer soluciones orientadas hacia un mismo objetivo, evitando un crecimiento desordenado y dando respuesta a las necesidades de las personas.

Carreteras más seguras

En el transporte por carretera, la experiencia adquirida por SENER en distintos países le ha permitido posicionarse como un referente en aplicación de tecnología innovadora, así como en el desarrollo de normativas enfocadas a aumentar la eficiencia, disminuir costes y ganar en beneficios sociales. Específicamente, SENER se ha colocado como punta de lanza en sistemas de transporte inteligente (ITS, por sus siglas en inglés).

Imagen artística del futuro tren.

Imagen artística del futuro tren.



En México, la labor de SENER en el sector ITS se ha reflejado en diversos documentos: desde estándares, como los conjuntos de normas y protocolos, hasta el diseño de la transición de un modelo convencional de carretera a un modelo ITS y, recientemente, la adjudicación para apoyar al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS) en una asesoría técnica para el nuevo modelo de telepeaje en la red del Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN).

Así, SENER ha sido un aliado fundamental para el desarrollo y actualización de los procesos, normas y protocolos de sistemas de transporte inteligentes en México, bajo la coordinación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Contar con procesos, normas y protocolos permite que los proyectos de carreteras que se desarrollen en el futuro partan de una base unificada, lo que facilita no sólo un planeamiento más ordenado, sino la creación de estándares hacia la modernidad.

Para SENER, el desafío es brindar soluciones impecables tanto técnicas como financieras, y dentro de los plazos establecidos por el cliente.

Actualmente, BANOBRAS y CAPUFE (Caminos, Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos) supervisan y dan mantenimiento a más de 3.775 km de autopistas con la ayuda de SENER, encargada de la auditoría técnica para adaptar tecnologías avanzadas de telepeaje, encriptación de información y de mejora de la interoperabilidad entre las concesiones.

Destacan los trabajos hechos en el Libramiento de Villahermosa, en el estado de Tabasco, una vía tipo 4 de dos carriles por sentido, con una longitud de 24 km, así como el proyecto ejecutivo del Centro de Control y Plazas de Cobro de la Autopista Nueva Necaxa-Tihuatlán, que tiene seis túneles gemelos de entre 100 y 1.500 m y una longitud de 85 km.

Las acciones están en línea con el plan emitido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para mejorar la seguridad en carretera, en el que destaca la necesidad de fortalecer el uso de nuevas tecnologías aplicables tanto en la construcción como en el mantenimiento de la infraestructura de carreteras, con el objetivo de hacer las comunicaciones terrestres más seguras, efectivas y confiables.

Tecnología e imaginación

La tecnología por sí sola es incapaz de lograr cambios. Es necesaria la imaginación para dar soluciones a medida. En este sentido, SENER se ha distinguido por ser una firma pionera en el uso de herramientas de vanguardia, como el sistema BIM (Building Information Modeling), que le permitió gestionar con éxito las 24 estaciones que en conjunto suman los proyectos de la línea 3 del metro de Guadalajara y el tren interurbano Ciudad de México-Toluca.

Esta correlación entre tecnología y técnica abre nuevas soluciones a los problemas. Un ejemplo es el Hyperloop, un tren que podría unir urbes como México y Guadalajara –separadas por 532 km– o Madrid y Tánger –con 722,3 km de por medio– en un rango de 30 minutos.

Aún en etapa muy temprana, el Hyperloop sería un sistema de transporte basado en cápsulas que levitan dentro de túneles a baja presión, que se moverían con motores eléctricos en línea, lo que haría posible alcanzar hasta velocidades de 1.200 km por hora, dado que se basa en levitación magnética.

Obras en el Canal de Suez, en Egipto.

Obras en el Canal de Suez, en Egipto.

SENER forma parte del reducido grupo de empresas presentes en proyectos de esta magnitud, que están a la vanguardia de la tecnología.

La velocidad con la que varía el entorno implica, además, una responsabilidad adicional para las empresas de ingeniería en el campo de las infraestructuras: adaptar sus procesos para amoldarse a esta nueva realidad cambiante, adoptando soluciones que le permitan agilizar desde procedimientos internos hasta la gestión de la construcción y la gestión documental, tanto de proyectos como de la cadena de valor. Esto supondrá también una demanda de profesionales con una visión cada vez más amplia.

Quedará rebasada la imagen tradicional de una ingeniería civil gris, enfocada únicamente en encontrar la solución correcta, pues el futuro estará dominado por quienes incorporen tecnología e inteligencia de manera continua y permanente. Ellos serán quienes lideren la evolución de las ciudades inteligentes, la movilidad de mercancías y personas, y el abastecimiento de agua y energía.

Planeamiento estratégico

A lo largo de su historia, SENER se ha distinguido por su flexibilidad y adaptabilidad. Es por ello que, en los próximos años, en el campo de las Infraestructuras y el Transporte, buscará fortalecer estos elementos diferenciadores, así como la transversalidad con otras áreas de actividad, tanto en el desarrollo de tecnología –mediante un crecimiento continuado de la inversión en I+D, que permita a SENER seguir anticipándose a las demandas sociales– como en la implementación de diseños y soluciones cada vez más imaginativos, pero a su vez pragmáticos e integrados en el entorno.

En las ciudades inteligentes convergen tecnología, innovación e infraestructuras para lograr un funcionamiento ordenado, con menor impacto hacia el medio ambiente y en un entorno más humano.

El sector de las infraestructuras y el transporte ha cambiado drásticamente en los últimos años, derivando de un mercado doméstico a un mercado global. SENER ha hecho frente a semejante reto manteniendo los niveles de contratación, si bien se encuentra en un momento de transición y se ha marcado exigentes objetivos. Actualmente, SENER tiene oficinas permanentes en España, Portugal, Reino Unido, Brasil, México, EE UU (California), Chile, Colombia, Argelia y Emiratos Árabes Unidos, desde donde coordinan y ejecutan contratos de infraestructuras. También está presente, a través de proyectos de este tipo, en Canadá y Australia, países donde no cuenta con una sede. En ellos, la empresa se concentra, a corto y medio plazo, en finalizar exitosamente estos trabajos, para evaluar siguientes pasos. El objetivo es entrar en grandes geografías con oportunidades de negocio, bien creando alianzas con socios locales para contratos con clientes institucionales, o bien trabajando para clientes privados como grandes constructoras, que necesitan resolver problemas técnicos concretos en sus proyectos.

Obras en la línea 3 del metro de Guadalajara, en el centro histórico de la ciudad, con edificos que datan del siglo XV.

Obras en la línea 3 del metro de Guadalajara, en el centro histórico de la ciudad, con edificos que datan del siglo XV.

De este modo, los retos del futuro pasan por aumentar la presencia en el mercado anglosajón, que ofrece, entre otras ventajas, la oportunidad de desarrollar proyectos de ingeniería ambiciosos y modernos. Y ser percibidos como actores locales en aquellos mercados en los que SENER está ya presente con oficina permanente

.

En estos lugares, SENER persigue contratos ambiciosos en todos sus sectores de actividad, desde transporte urbano y ferrocarriles hasta carreteras, donde tiene un liderazgo que defender, pero también en arquitectura, aeropuertos, puertos, y agua y medioambiente, donde busca entrar en obras catalizadoras, que completen su cartera de referencias.

Trenes más rápidos, carreteras más seguras, fuentes de energía más respetuosas con el entorno, redes de abastecimiento de agua más eficaces... La expectativa de ciudades que funcionen de manera inteligente e integrada, capaces de dar respuesta rápida y ordenada a las necesidades de una creciente comunidad urbana con un mínimo impacto hacia el medio ambiente y de manera sostenible, es el principal desafío del siglo XXI. SENER está preparado para ser protagonista.

Dos proyectos emblemáticos en México

La oportunidad de poder participar en un proyecto desde la gestación de la idea hasta la puesta en marcha, en colaboración con las ciudades, es muy poco frecuente en el negocio de la ingeniería y la construcción, podríamos decir que es una oportunidad entre un millón. SENER en México tuvo dos.

El tren interurbano Ciudad de México-Toluca dará servicio a más de 300.000 pasajeros cada día, aunque se espera un crecimiento de la demanda que alcanzará los 500.000 usuarios diarios en el año 2047, quienes realizarían el traslado en aproximadamente 40 minutos, un tiempo muy competitivo frente a la carretera, cuya media es de 55 minutos en vehículo privado y de dos horas y media en autobús. El mayor problema técnico de este proyecto es que cruza una zona protegida, la Sierra de las Cruces, donde la mayoría de las soluciones preveían un túnel de casi 30 km de longitud, lo que lo hacía difícilmente viable.

SENER se dio a la tarea de brindar una solución equilibrada entre la infraestructura deseada por la Administración, las normas clásicas de construcción, las posibilidades que ofrecía la tecnología y la normativa vigente, lo que le permitió resultar adjudicataria de la redacción del correspondiente proyecto de construcción. La propuesta final de SENER cuenta con 57 km, de los cuales casi 50 son en viaductos, con distintas tipologías y adaptando cada solución al trayecto.

De este modo, la experiencia de SENER, que ha trabajado en más de 10.000 km de estudios y proyectos ferroviarios en todo el mundo, así como en el diseño y suministro de sistemas inteligentes de transporte que incorporan soluciones de alta tecnología, le posibilitó hacer realidad un sueño que se ha estado gestando en México desde la década de los ochenta: unir ambas ciudades, acortar tiempos y hacer más eficiente el traslado para cientos de miles de mexiquenses.

La responsabilidad de SENER en esta obra abarca desde la definición del modelo operativo y de la solución tecnológica hasta las simulaciones de operación de la red, así como todos los estudios requeridos para la definición constructiva de la línea: trabajos de cartografía y topografía, estudios de trazado, cálculo de viaductos y túneles, estudios geotécnicos, estudios de hidrología y drenaje, proyectos de arquitectura, estructurales y de definición de sistemas en estaciones, el proyecto de talleres y cocheras, estudios de mitigación ambiental y urbanísticos, así como los estudios de interfaces, RAM y Safety y de las instalaciones ferroviarias y electromecánicas.

Otro ejemplo de una solución integral en la que SENER tiene un rol fundamental es la línea 3 del metro de Guadalajara, con una longitud de 22 km, de los cuales 17 km son en viaducto y 5 km soterrados. El trabajo de la empresa abarcó desde los estudios de pre-factibilidad, que incluyen una proyección de movilidad y demanda, estudios legales, análisis ambientales y estudios socio-económicos y financieros; el anteproyecto; y el proyecto ejecutivo de la línea.

Mientras el tren interurbano Ciudad de México-Toluca implicó un reto de planificación que respetara las áreas protegidas, en Guadalajara la dificultad principal fue diseñar viaductos y estaciones elevadas en armonía con una ciudad más horizontal, con un diseño estético, ligero y visual, así como túneles con mínimo impacto, pues atraviesan el centro histórico con edificios que datan del siglo XV.

Ambos casos son muestra de la responsabilidad de la ingeniería civil hacia los ciudadanos, ya que cada decisión tomada por SENER en el proyecto repercute en el día a día de la vida de la ciudad. El desafío es dar soluciones impecables tanto técnicas como financieras, y dentro de los plazos establecidos por el cliente.

Galería

Imagen artística del futuro tren.  Obras.  Obras. Imagen artística de la futura línea de alta velocidad de California. Cortesía de CHSRA.  Obras en el Canal de Suez, en Egipto.  Obras en la línea 3 del metro de Guadalajara, en el centro histórico de la ciudad, con edificos que datan del siglo XV.

Copyright SENER 2018