Portada /Al día

Inauguración de la línea 9 del metro de Barcelona

Paneles informativos en la línea 9 del metro de Barcelona

Paneles informativos en la línea 9 del metro de Barcelona

SENER asistió a la inauguración del tramo Sur de la línea 9 del metro de Barcelona, que contó con la presencia del presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y otros representantes de las instituciones públicas.

El nuevo tramo de la línea conecta los municipios del área metropolitana de la ciudad condal, Barcelona, L’Hospitalet y el Prat de Llobregat, con lo que satisface la demanda de diferentes áreas urbanas que hasta ahora carecían de una conexión ferroviaria de transporte público. El recorrido del tramo inaugurado une las dos terminales del aeropuerto, los recintos feriales, zonas industriales, zonas dormitorio y centro urbano (15 estaciones y talleres en la zona franca). En la actualidad, numerosos pasajeros usan ya la línea 9, cuyo primer tramo está en servicio comercial desde diciembre de 2009.

El papel de SENER en la línea 9 ha sido clave, al ser la empresa responsable de llevar a cabo la asistencia técnica para la integración de todos los sistemas e infraestructuras, además de participar en las direcciones de obra de sistemas, estaciones y obra civil. La complejidad técnica del proyecto es reseñable, dado que, con sus 52 estaciones y una longitud total de 47,8 km, es la línea automatizada más larga de Europa y una de las más modernas del mundo.

LA LÍNEA SIN CONDUCTOR MÁS LARGA DE EUROPA

La línea 9 del metro del Barcelona emplea un sistema sin conductor (driverless UTO) que permite a los trenes circular de forma autónoma, lo que ofrece a los usuarios una mayor seguridad, regularidad y disponibilidad del servicio, además de una mayor flexibilidad para adaptar la oferta a la demanda, ya que de forma automática se incorporan o retiran trenes de la línea en función de las necesidades de transporte.

La automatización ofrece, igualmente, altos niveles de seguridad: todos los andenes cuentan con paneles que impiden el acceso a las vías, dotados de puertas que dan paso a los vagones en sincronía con la apertura del tren. El cierre de andenes ofrece otras ventajas como una mejor climatización y el aislamiento acústico de los andenes. A su vez, las estaciones tienen ascensores de gran capacidad.

Los sistemas de señalización son automáticos e inalámbricos, igual que el sistema de transmisión de vídeo embarcado en los trenes, que comunica en tiempo real los vagones con el centro de control. Toda la operación de la línea se gestiona desde un puesto de control centralizado, donde personal cualificado supervisa la circulación, y existe un segundo puesto de control de emergencia capaz de tomar el mando en el caso de que falle el principal.

Entre el puesto de control y los trenes se establece una comunicación continua para ajustar los intervalos y los horarios y, a su vez, otros sistemas de telecomunicaciones mantienen informados a los viajeros y supervisan la seguridad mediante cámaras de videovigilancia, sistemas de telefonía, interfonía y megafonía, que también permiten la comunicación continua entre los propios controladores, así como el acceso a los servicios de emergencia. Estos sistemas se articulan a través de dos redes de datos independientes que convergen en una misma plataforma de datos IP.

El conjunto de subsistemas que articulan el funcionamiento del metro es muy numeroso, y su integración, que es responsabilidad de SENER, es crítica para garantizar la eficiencia de las instalaciones. De hecho, con su entrada en operación comercial, la línea 9 establece nuevos estándares en el diseño y construcción de sistemas de metro y convierte a Barcelona en un modelo en transporte urbano en todo el mundo.

Galería

Puertas automáticas en un andén de la línea 9

Copyright SENER 2021