La diferenciación tecnológica como baza estratégica de SENER - Junio 2014 - No.47 /Reportaje

La diferenciación tecnológica como baza estratégica de SENER

Línea 1 del metro de Panamá.

Línea 1 del metro de Panamá.

SENER se ha distinguido desde su fundación, en 1956, por su vocación innovadora. Gracias a una cultura que impregna todos los ámbitos de su trabajo, ha conseguido ser reconocido internacionalmente como un grupo de alta tecnología, especializado en el desarrollo de proyectos complejos. Hay pocas firmas que puedan competir con solvencia en áreas tecnológicas tan diversas como SENER, presente en Energía y Medio Ambiente, en Aeronáutica y en Ingeniería y Construcción. En esta última, SENER se ha convertido en una compañía líder en los sectores Aeroespacial, Infraestructuras y Transporte, Energía y Procesos, y Naval.

En todos ellos, la diferenciación tecnológica es la mejor baza para competir en un panorama que es ya completamente internacional. Menos del 2 % de las nuevas contrataciones del grupo se realizaron en España durante 2013. Y, en ese contexto, SENER se enfrenta a empresas de mayores dimensiones, con las que tiene que competir con productos superiores en calidad e innovación y servicios que aporten un valor diferenciador.

Además, SENER trabaja en proyectos cada vez más grandes e integradores: en el ámbito aeroespacial, es contratista principal de sistemas completos en espacio; realiza la producción, integración y soporte al ciclo integral de vida en proyectos de defensa; y entrega llave en mano células de fabricación de componentes aeronáuticos. En plantas industriales de energía, desarrolla cada vez más contratos EPC (acrónimo inglés de ingeniería, compras y construcción) y ofrece incluso servicios de operación y mantenimiento de las instalaciones; en infraestructuras civiles, presta servicios integrales que abarcan desde el diseño inicial hasta su explotación comercial, con lo que aporta la visión general necesaria, por ejemplo, para el éxito de una infraestructura tan compleja como es un sistema de transporte; y, en naval, su Sistema FORAN permite abordar todas las fases de construcción de un buque, desde el diseño inicial hasta la supervisión –y optimización– de su construcción en un astillero, además de poder ofertar contratos de ingeniería. Estos son solo algunos ejemplos de la actividad tan diversa en ingeniería, construcción, consultoría y, en definitiva, desarrollo tecnológico, que convierte a SENER en un grupo singular, difícil de clasificar.

LA INNOVACIÓN COMO ESTRATEGIA

Esta posición líder se ha logrado gracias a un planteamiento a medio-largo plazo, reflejado en los planes estratégicos que se han ido concatenando en los últimos años, y cuyo hilo conductor otorga a la innovación un papel preponderante.

En SENER, la innovación se concibe como un proceso de avance continuo que debe aplicarse en ciclos integrales de Investigación, Desarrollo, Demostración y Despliegue (I+D3), cuyos resultados se ven a medio plazo y, por tanto, no están sujetos a la obtención de un resultado económico inmediato.

Además, ese compromiso se ve ratificado con una inversión continua de recursos, que en 2012 alcanzó los 77 millones de euros. El fomento de la libertad individual y la confianza en las capacidades de las personas son factores clave en esa política de innovación, como lo es también la independencia en la gestión empresarial, que permite ofrecer al cliente las soluciones más eficientes en todo momento, sin la injerencia de ningún grupo constructor o fabricante que imponga una solución técnica propia; una amplitud de miras que, además, genera confianza en el cliente.

Paralelamente, el grupo ha demostrado repetidamente su capacidad para identificar mercados estratégicos cuando eran sectores incipientes, lo que le ha permitido posicionarse en nuevas áreas tecnológicas. La alta velocidad es un buen ejemplo de esta anticipación en SENER, al igual que las energías renovables. En los dos campos, ha sabido aprovechar el excepcional desarrollo de infraestructuras que ha vivido España en las últimas décadas, que le han dado una cartera de referencias que hoy en día puede ofrecer a clientes de todo el mundo, desde EE UU hasta Oriente Medio. Muestra de ello son los dos manuales para el desarrollo de líneas de alta velocidad encargados por la Unión Internacional de Ferrocarriles (UIC en sus siglas en francés), la principal asociación ferroviaria del mundo, que ha confiado en la capacitación y saber hacer globales de SENER.

En este sentido, SENER ha encontrado clientes que saben apreciar su aporte diferencial. Porque, en muchos casos, dentro del conjunto de una obra (de infraestructuras del transporte o de plantas industriales) la ingeniería representa un valor pequeño que, en el mejor de los casos, es un 5 o 6 % de la inversión total. Pero llevar a cabo una buena ingeniería desde el principio, que defina un concepto innovador en el diseño inicial y piense en mejoras que abarquen todas las etapas del proyecto hasta su operación, puede suponer un importante ahorro al cliente.

En esa carrera por anticiparse es fundamental conocer lo que el mercado demanda y, para ello, los directores de proyecto realizan una labor crucial. Ellos son los que se encuentran en estrecho contacto con el cliente y, por tanto, quienes identifican esas necesidades.

I+D+I EN TODOS LOS PROYECTOS

Todas las actividades de SENER están impregnadas de este espíritu innovador. De hecho, la propia organización matricial de la empresa está diseñada con el objetivo de facilitar la colaboración entre sus diferentes departamentos, cada uno depositario de todos los conocimientos, experiencia y capacidades en una determinada tecnología. En este contexto, una parte muy significativa de las innovaciones se produce a través del carácter multidisciplinar de los proyectos, que favorece el intercambio de ideas entre expertos de diferentes disciplinas técnicas. Es lo que, en el mundo anglosajón, se conoce como cross fertilization, un trasvase de tecnología que se ha dado en SENER desde el principio, y cuyos ejemplos más consagrados son la torre de lanzamiento de cohetes de Kiruna, el Sistema FORAN, el nacimiento de ITP o los estudios informativos de alta velocidad en España.

Proyectos como las regasificadoras flotantes o FSRU, los metros de Bilbao, Valencia y Oporto, la conexión internacional de alta velocidad Figueras – Perpiñán o la planta Gemasolar son casos de éxito de innovación y trasvase de conocimiento. Esta última, la planta termosolar más avanzada del mundo, capaz de funcionar 24 horas ininterrumpidas, ha motivado los últimos premios internacionales a la innovación recibidos por SENER: el premio DESERTEC y el de Empresa de Ingeniería del año en la primera edición de los galardones The European Energy Awards 2013, concedidos por la revista The European. La publicación ha destacado el espíritu innovador de SENER, que “proporciona soluciones y productos que representan la vanguardia de la innovación en una variedad de sectores”.

Estos premios se suman a otros recibidos por el grupo como paradigma de innovación, algunos tan reputados como el European Business Awards 2011 o el Premio Príncipe Felipe a la Excelencia Empresarial 2008. Todos ellos reconocen la trayectoria innovadora de SENER en sus casi 60 años de actividad.

En palabras de su presidente, Jorge Sendagorta: “En SENER nos sentimos en suelo firme cuando logramos soluciones tecnológicamente diferenciadas, y esa es la razón por la que insistimos en contratar y desarrollar el talento de nuestros 5.500 profesionales altamente cualificados, y en continuar invirtiendo alrededor del 6,5 % de nuestros ingresos en I+D+i”.

PROYECTOS INNOVADORES CON EL ADIF

La Unidad de Infraestructuras y Transporte de SENER cuenta con numerosos proyectos de innovación que surgen gracias a las sinergias con otras áreas de la empresa. Es el caso de estructuras singulares como los tanques criogénicos con la Unidad de Energía y Procesos, la ingeniería portuaria con la Unidad Naval o los proyectos asociados con aerodinamismo y con diseño de material móvil, con la Unidad Aeroespacial.

En este último ámbito, se han llevado a cabo importantes proyectos con el Adif relacionados con la alta velocidad, especialmente en líneas como Madrid – Barcelona, en la que los trenes circulan ya a 300 km por hora. Se trata de infraestructuras muy novedosas que afrontan nuevos problemas y en las que la seguridad es un requisito irrenunciable. SENER comenzó a colaborar con el Adif en dos estudios, uno para caracterizar el fenómeno de vuelo de balasto, y otro sobre el comportamiento y la predicción a muy corto plazo del viento lateral en las líneas de alta velocidad. Ambos dieron pie a dos desarrollos clave, el sistema de predicción a muy corto plazo del viento lateral, y la Aerotraviesa®, un proyecto de traviesa que minimiza el vuelo del balasto, patentado por SENER, Adif, la Universidad Politécnica de Madrid y la Fundación CIDAUT.

Tras estas dos experiencias conjuntas, el Adif encargó a SENER que estudiara el cruce de trenes de mercancías con trenes de alta velocidad. En general, esta circulación mixta no se realiza hasta la fecha, por los problemas que supone combinar dos tipos de trenes tan diferentes (los de mercancías son más pesados y lentos que los de alta velocidad, con solicitaciones muy diferentes sobre la vía). SENER ha caracterizado este problema buscando soluciones alternativas que permitan optimizar la gestión de los cruces.

Galería

Pruebas del parasol del satélite Gaia en Kourou (Guayana Francesa).  Fotomontaje de un buque desarrollado con FORAN.  La pionera planta solar Gemasolar de Torresol Energy.  Sistema Aerotraviesa®.

Copyright SENER 2018