La diferenciación tecnológica de SENER, clave en la construcción - Diciembre 2013 - No.46 /Reportaje

La diferenciación tecnológica de SENER, clave en la construcción

SENER aborda la construcción de aquellos proyectos donde el componente tecnológico es diferenciador, pues es donde puede aportar un mayor valor añadido.

SENER aborda la construcción de aquellos proyectos donde el componente tecnológico es diferenciador, pues es donde puede aportar un mayor valor añadido.

La innovación es el principal valor de SENER desde su fundación, lo que hace que la empresa aborde construcciones pioneras. Proyectos de la complejidad de Zabalgarbi, Gemasolar o Gate terminal han marcado puntos de inflexión en su trayectoria como empresa constructora, donde sigue actuando bajo la premisa de la diferenciación tecnológica que marca la pauta para todo el grupo SENER.

La tecnología es la clave que permite a SENER alcanzar y mantener una posición de privilegio en todos sus ámbitos de actuación, incluida la construcción. Esta actividad está estrechamente ligada a la de ingeniería; ambas integran el área de Ingeniería y Construcción del grupo. De este modo, la División de Compras y Construcción (DPC en su acrónimo inglés) de SENER no pierde de vista los orígenes de la empresa como ingeniería y aborda preferentemente aquellos proyectos donde el componente tecnológico es diferenciador, pues es donde aporta un mayor valor añadido. En ellos, se distingue por gestionar obras constructivas seguras, de calidad, en presupuesto y plazo, en las que ofrece soluciones propias que mejoran la petición inicial del cliente. Pero su objetivo final no es solo cumplir con las expectativas del cliente, sino también mejorar la calidad de vida de las personas a través de infraestructuras sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.

Con once años de andadura, la DPC es capaz de desarrollar proyectos en cualquier parte del mundo. Está especializada en el desarrollo de contratos llave en mano y ofrece, además, un servicio adaptado a las necesidades de cada proyecto. Hoy en día, SENER lleva a cabo también servicios de operación y mantenimiento, cada vez más demandados por los clientes.

Las actividades de construcción en SENER

Un proyecto de construcción llave en mano conlleva una gran cantidad de actividades que SENER domina: actividades de dirección, control (coste y plazo) de proyecto y control de riesgos, la gestión de las compras, la activación e inspección de los suministros, la gestión de los subcontratos, la administración de los subcontratos, el control de la construcción (control de la seguridad, salud y el medio ambiente, el control de la calidad, del plazo y del coste), la puesta en marcha y evaluación de las prestaciones, y la gestión del periodo de garantía, así como la operación y el mantenimiento.

El sector de Energía y Procesos concentra más del 70 % de la actividad constructora de SENER y es donde la DPC desarrolla todas las capacidades antes mencionadas, incluidos los servicios de operación y mantenimiento. Esta actividad se ha prestado tradicionalmente a las iniciativas industriales del grupo SENER, pero también se presta a terceros, como, por ejemplo, en la planta de cogeneración para el grupo Cydsa en México. Entre sus principales referencias en este ámbito destacan las plantas termosolares Gemasolar, Valle 1 y Valle 2, en España, así como varios campos solares también en España, las plantas de ciclo combinado Norte, en México, Boroa, en España, y Bicentenario, en Argentina, y las regasificadoras Gate terminal, en Holanda, Dunkerque, en Francia, y Zeebrugge, en Bélgica.

En Infraestructuras y Transporte, la tendencia internacional indica que los clientes no solo demandan la dirección de obra asociada a un proyecto de ingeniería determinado, sino que solicitan cada vez más la gestión completa de la construcción del proyecto. Algunas de las referencias en Infraestructuras y Transporte donde ha tenido un mayor peso la actividad de la DPC son la línea 9 del metro de Barcelona, un trabajo en el que SENER lleva a cabo toda la integración; la conexión de alta velocidad de Figueras-Perpiñán, un proyecto transnacional España-Francia en el que SENER es responsable de la línea completa hasta su puesta en marcha; o el hangar del aeropuerto de Palma de Mallorca, entregado como llave en mano.

En el sector Aeroespacial, aunque la DPC cuenta con capacidad para ofrecer un servicio completo, su labor principal actualmente es la gestión de compras (de muy alto componente tecnológico) y, recientemente, el apoyo en la gestión de los subcontratos, que cada vez cobran mayor importancia en los proyectos de SENER, así como la activación y el seguimiento de los suministros. Esto último es especialmente crítico en programas aeronáuticos donde se entregan grandes paquetes de utillaje complejos en contratos llave en mano, que requieren una adquisición de suministros importante. Y también en programas como IRIS-T o Meteor, en los que SENER fabrica en serie unidades de subsistemas completos; la DPC se encarga de garantizar que no se producen fallos en la cadena de entregas que puedan afectar después a las unidades que entran en la cadena de fabricación, integración y ensayos.

Una división con historia

La DPC se creó oficialmente en 2007, aunque se venía gestando desde 2002. En esa fecha, SENER fortalece el desarrollo de las actividades de construcción y puesta en marcha, y refuerza su papel en compras. En un principio, estas se llevaron a cabo para las promociones industriales del grupo SENER, iniciativas empresariales enmarcadas en su área de Energía y Medio Ambiente donde la empresa aplicaba sus propios desarrollos tecnológicos, como las plantas españolas de tratamiento de purines de cerdo Tracjusa, Valpuren Bañuelo y Valpuren Comatur, la de residuos sólidos urbanos Zabalgarbi y la planta de regeneración de aceites usados de Ecolube. También datan de esa época dos grandes proyectos en España que fueron clave en la historia de construcción de SENER, el ciclo combinado de Boroa (Vizcaya) y la regasificadora de Sagunto (Valencia), donde la empresa tomó parte en la construcción llave en mano y que resultaron un éxito tanto técnico como económico. En 2007, SENER vivió una gran reorganización interna en su área de Ingeniería y Construcción que llevó a crear la Dirección General de Compras y Construcción. A partir de entonces, comenzó una fase de crecimiento y consolidación de la actividad de construcción.

En los últimos años, la DPC está en una etapa de expansión internacional y acomete obras en Francia, Bélgica, México, Estados Unidos, Sudáfrica, Marruecos, Argelia, Bolivia, Brasil, Argentina, etc. Se trata de una división con marcado carácter transnacional, la única dentro de SENER considerada como tal, pues el mercado de la construcción es global, al menos en aquellos sectores donde la diferenciación tecnológica de SENER es patente, como es el caso del termosolar, el de regasificación, el de tratamiento de residuos o el de las infraestructuras de transporte con alto contenido tecnológico como metros y trenes de alta velocidad.

A día de hoy, la actividad de construcción en SENER está consolidada y respaldada por una sólida trayectoria, pero la DPC prosigue en un proceso de mejora continua. Se trata de desarrollar las capacidades de construcción en proyectos cada vez más emocionantes, tecnológicamente diferenciados, donde el equipo de personas de SENER pueda afrontar retos cada vez más complejos. Aprender y no repetirse es la máxima.

Obras en la terminal de regasificación Gate terminal.

La seguridad en las obras, una prioridad

SENER pone especial atención a la seguridad y al medio ambiente en todos sus proyectos y en todas sus fases, desde el diseño hasta la construcción y la operación. Todo se diseña buscando minimizar riesgos y ofrecer la máxima seguridad durante la operación, realizando revisiones de diseño internas y estudios de riesgo por metodologías cualitativas (HAZID, FMEA, FTA, HAZOP) o cuantitativas (QRA) y aplicando los estándares de seguridad más exigentes en ingeniería de plantas industriales. Además, la seguridad durante la construcción es una prioridad para la DPC, que aplica los más altos estándares en este campo. De hecho, proyectos llave en mano emblemáticos para SENER, como Gate terminal, han sido reconocidos por sus excelentes niveles de seguridad durante la ejecución de las obras.

Gemasolar ha sido también un ejemplo de construcción innovadora. Aportamos más detalles del proyecto en el reportaje de Tecnología.

Gemasolar ha sido también un ejemplo de construcción innovadora. Aportamos más detalles del proyecto en el reportaje de Tecnología.


Analizamos brevemente tres proyectos que han marcado la historia de SENER como empresa de construcción:

Planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos Zabalgarbi en Bilbao, España.

Zabalgarbi

Planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos que funciona a día de hoy a pleno rendimiento en Bilbao (España). SENER abordó este proyecto en 2002 como una iniciativa industrial propia, dentro de su área de Energía y Medio Ambiente, para aplicar en ella una novedosa configuración que mejoraba los ciclos termodinámicos convencionales, el ciclo SENER 2. Este proyecto supuso el despegue de la actividad constructora de SENER: la empresa, que llevó a cabo el desarrollo completo de la ingeniería y configuración de la planta, fue también un actor clave en la fase de construcción y puesta en marcha de la instalación, un trabajo que realizó un equipo de ingenieros que luego pasarían a formar la DPC, cuando se creó formalmente en 2007. La planta entró en operación comercial en 2004 y, actualmente, es una referencia mundial en el tratamiento de residuos urbanos.

Planta de regasificación de Gate terminal ubicada en el puerto comercial Europort de Róterdam.

Gate terminal

Ubicada en Maasvlakte (Róterdam), en el puerto comercial Europort, la planta de regasificación de Gate terminal es uno de los mayores proyectos gasísticos de Europa. Cuenta con 12.000 millones de m3/año de capacidad. SENER formó parte del consorcio constructor llave en mano de este macroproyecto, que arrancó en el año 2009 y finalizó en 2011. En concreto, SENER participó en las labores de gestión, compras y construcción y fue responsable de la dirección de ejecución y de la dirección de la puesta en marcha, además de desarrollar las actividades de ingeniería. Todos los trabajos finalizaron en tiempo y presupuesto. La buena consecución de este proyecto, que dio a SENER prestigio internacional, fue decisiva para ganar los contratos posteriores de la regasificadora de Dunkerque, en el norte de Francia, y de Zeebrugge, en Brujas (Bélgica). En ambos, SENER es, de nuevo, parte del consorcio constructor.

Plantas termosolares Aste 1A y Aste 1B en Ciudad Real, España.

Aste 1A y Aste 1B

En 2011, SENER se adjudicó el contrato llave en mano del campo solar de las plantas termosolares Aste 1A y Aste 1B, situadas en Ciudad Real (España), un complejo de dos instalaciones solares termoeléctricas con tecnología de captadores cilindroparabólicos y 50 MW de potencia por planta. Este nuevo contrato se sumó a una extensa cartera de referencias que posicionaba ya a SENER como líder mundial en el desarrollo de proyectos de ingeniería y construcción de plantas termosolares. Pero, además, supuso un paso más para la DPC: por primera vez SENER abordaba en solitario la ejecución llave en mano de un campo solar. El proyecto finalizó exitosamente en 2012, lo que confirmó las excelentes capacidades de SENER como constructora llave en mano de proyectos complejos. Después de este contrato, se han sumado los campos solares de Soluz Guzmán, La Africana y Villena, todos ellos trabajos EPC (acrónimo inglés de Engineering, Procurement and Construction) que SENER ha afrontado en solitario.

Galería

Obras en la línea de alta velocidad Figueras - Perpiñán  Regasificadora de Sagunto -en España-  Planta de ciclo combinado Norte - en México-.

Copyright SENER 2017