La diferenciación tecnológica de SENER, clave en la construcción - Diciembre 2013 - No.46 /Tecnología

La planta Gemasolar, proyecto pionero también en su construcción

Construcción de la planta Gemasolar. Año 2009.

Construcción de la planta Gemasolar. Año 2009.

La planta solar Gemasolar ha sido un proyecto bandera para SENER. Tras un largo camino recorrido en investigación y desarrollo de tecnología solar y con la experiencia previa de una planta piloto en la Plataforma Solar de Almería (PSA), SENER acometió en 2009 el reto de construir una planta comercial con una configuración pionera, en la que ostentaba el 60 % de la propiedad a través de Torresol Energy y que se financiaba en la modalidad project finance.

La División de Compras y Construcción (DPC en su acrónimo inglés) de SENER fue responsable de la construcción llave en mano de una planta única, sin ninguna referencia previa de plantas comerciales funcionando con esta tecnología.

Una construcción con la innovación como referente

En SENER el equipo de construcción fue muy consciente desde el inicio de la singularidad de esta instalación. La experiencia adquirida en proyectos de tecnología pionera, como Zabalgarbi daba una idea de la repercusión internacional que podría tener, tanto en la propia industria solar como en el conjunto de la sociedad. Así que la DPC se propuso desde el principio mantener los mismos estándares de excelencia que habían acompañado al proyecto desde su concepción inicial.

“El reto de Gemasolar”, declara José Olaso, que fue director de proyecto de Gemasolar y es el actual director general de la DPC, “era que nos enfrentábamos a un escenario enormemente demandante, asociado a los numerosos componentes tecnológicos innovadores de la planta que hubo que desarrollar, comprar, construir, poner en funcionamiento y optimizar en un corto espacio de tiempo y con un presupuesto fijo. No es lo mismo diseñar y desarrollar un único heliostato, para ser probado en una planta piloto, que realizar la integración de 2.650 heliostatos con unas prestaciones nunca vistas hasta la fecha y que conllevan un sistema de apunte de alta precisión propio de una aplicación espacial. Y todo ello con un precio predeterminado y en un plazo de tiempo acordado”.

En Gemasolar, hubo que construir, poner en marcha y operar con éxito sistemas y componentes que nunca antes se habían aplicado a una central solar, todo ello con una garantía de durabilidad de más de 25 años y a un coste lo más competitivo posible: el heliostato diseñado por SENER, sus facetas y el sistema de adhesivado de los espejos (sistema patentado por SENER); el mecanismo de apunte, el pilotaje de los heliostatos, condicionado por los requisitos de rigidez impuestos por el apunte al receptor y en un terreno poco favorable, y los más de 80 km de viales interiores a mínimo costo; el diseño de los sistemas de bombeo de sales al receptor, que por primera vez tenían que impulsar sales fundidas a una altura de unos 140 m, y cuyo diseño se hizo conjuntamente entre SENER y las empresas suministradoras; el tren de generación de vapor, único por sus materiales, los gradientes térmicos que maneja y las condiciones y fluidos de proceso; el tanque de sales calientes a 565ºC, también sin precedentes; el sistema de control del campo solar, que permite que cada heliostato se posicione de forma autónoma según la radiación y las necesidades de producción de la planta, totalmente pionero y que SENER desarrolló en su totalidad; el montaje interior de la torre y su revestimiento exterior térmico; así como el diseño, fabricación, ensamblaje y montaje del receptor, patentado por SENER, que aplica tecnología aeronáutica; sin mencionar todas las medidas de seguridad asociadas a la construcción de este proyecto. Y todo ello bajo la atenta mirada del mundo: la industria termosolar seguía de cerca la evolución del proyecto, pero también representantes políticos de todo el planeta y medios de comunicación, que continuamente visitaban las obras para conocer de primera mano su evolución.

SENER cuidó incluso los detalles estéticos, involucrando a arquitectos de la casa en su diseño y construcción. Se definieron, por ejemplo, elementos visuales clave como la forma de la torre. Se desechó la forma de cilindro, que era la más sencilla y económica, para sustituirla por una torre de sección variable. También se estableció una gama de colores común a todos los elementos de la planta y se cuidó que los volúmenes de los edificios, los acabados y la urbanización siguieran unos criterios estéticos y de calidad que han marcado para siempre el aspecto visual de la central.

El diseño, construcción, puesta en marcha y operación comercial de Gemasolar es un caso de éxito que recibe continuamente reconocimientos y galardones y despierta un interés mundial, desde colegios y centros tecnológicos a representantes políticos, artistas y marcas comerciales. Desde su entrada en operación comercial, en 2011, varias compañías intentan construir una instalación con el mismo esquema de torre central y sistema de almacenamiento, pero hasta la fecha ninguna lo ha conseguido.

La gestión de la innovación en la construcción

SENER realiza una labor de gestión de la construcción, donde las actividades principales son la compra de los equipos y materiales, la subcontratación de los montajes mecánicos, eléctricos, obra civil, etc., y la puesta en marcha de la instalación. Hay que supervisar e integrar todo el conjunto para garantizar la consecución de la obra con seguridad, con calidad, cumpliendo con los valores garantizados en plazo y presupuesto. Esta gestión de la construcción está vinculada a sus propios procesos de I+D+i:

- La Innovación consiste en conocer cuáles son las mejores técnicas constructivas (estado del arte) que existen en cada momento en el mercado y aplicarlas a cada proyecto.

- El Desarrollo se refiere a la implementación de mejoras en las capacidades de gestión de los proyectos de construcción, que permitan maximizar la seguridad, la calidad y el margen de beneficios. Se traduce en la elaboración de procedimientos y métodos propios. Puntualmente, se desarrollan procesos constructivos o de control de éstos en proyectos innovadores (como la línea de montaje de heliostatos de Gemasolar) o ejecuciones críticas (control de riesgos de operación en tuneladoras tipo Earth Pressure Balance - EPB).

- La Investigación supone, fundamentalmente, identificar cuáles son los mejores suministradores y subcontratistas en cada país, para cada proyecto y para cada producto, así como acompañar los trabajos de ingeniería cuando la investigación precisa de las capacidades de compras, construcción o puesta en marcha.

La formación de las personas

La DPC es consciente de la importancia de tener un conocimiento sólido (teoría y práctica) de las técnicas de construcción y para ello es fundamental la formación de los equipos de profesionales. Además de cursos específicos, el aprendizaje principal se realiza en el propio desempeño laboral y son los ingenieros experimentados quienes tutelan a los profesionales con menos experiencia dentro de cada equipo de proyecto.

Adicionalmente, la construcción aporta a los ingenieros de SENER una capacidad formativa sin parangón, pues es en la ejecución de una obra cuando se ve hecho realidad un diseño. A partir de ese momento, el trabajo de los ingenieros con experiencia en construcción cobra una solidez determinante.

Galería

Avance de la construcción en 2010.  El mecanismo de apunte de los heliostatos diseñado por SENER.  La nave de montaje de los heliostatos.  Colocación de un heliostato en Gemasola  Construcción de la torre de Gemasolar Interior del montaje la nave de heliostatos

Copyright SENER 2017