50 años de FORAN en continua reinvención - Diciembre 2014 - No. 48 /Entrevista

“FORAN ostenta el liderazgo tecnológico del mercado”


Entrevista con Rafael de Góngora, director general de Naval, y Rafael Martínez–Abarca, director de Operaciones de Naval.

Rafael de Góngora director general de Naval y Rafael Martínez–Abarca director de Operaciones de Naval.

Rafael de Góngora director general de Naval y Rafael Martínez–Abarca director de Operaciones de Naval.

FORAN es el software CAD/CAM/CAE más longevo disponible en el mercado, y uno de los más exitosos, ¿a qué lo atribuyen?

Rafael de Góngora: Hay otros sistemas casi tan longevos como FORAN, pero han cambiado tanto de nombre como de dueño, se han ido aglutinando unos con otros y nadie los conoce tal y como los conocía en los años 70. La singularidad dentro de FORAN es que ha permanecido siempre bajo el mismo nombre y con el mismo desarrollador, lo que sin duda es una de las razones de su éxito: que está hecho por una empresa que nunca lo ha visto como un activo financiero, que lo es, sino como un activo tecnológico, lo que ofrece mucha fiabilidad a los clientes.

Afirman que FORAN es líder del mercado en cuanto a tecnología, ¿en qué se basan?

RG: Nos avala nuestra propia ejecutoria: fuimos los primeros en lanzar una versión con base de datos única, bajo Windows-NT, con base de datos relacional, en tener un software integrado en todas las disciplinas… Históricamente, hemos sido pioneros en dar pasos tecnológicos en nuevas funcionalidades y en nuevas características. Eso es el liderazgo tecnológico.

¿Cuáles son las grandes ventajas de FORAN per se y qué lo diferencia de otros software navales del mercado?

RG: FORAN es el único sistema naval desarrollado por una compañía que al mismo tiempo es oficina técnica naval, y que fue concebido para solucionar los problemas de la propia oficina técnica. Ello implica que hablamos el mismo idioma del usuario y entendemos la problemática del cliente.

Rafael Martínez-Abarca: Nosotros somos los primeros usuarios de FORAN, desde la propia Sección de Buques de SENER, que desarrolla ingeniería naval. Es algo que nuestra competencia no tiene.

RG: Lo cual tiene dos ventajas: la primera, que el programa está probado por nosotros mismos, y la segunda, que conocemos de primera mano cuáles son los requisitos del mercado. No tenemos que preguntar a ningún cliente cuáles son las últimas tendencias en diseño o la funcionalidad que está requiriendo, pues esa información la tenemos en nuestra propia casa.

¿Se podría entender la evolución de SENER, fundada en 1956, sin el nacimiento en 1965 del software naval FORAN?

RG: Sí, se podría entender, pero la creación de FORAN estaba un poco predestinada, dado que SENER nació como una oficina técnica naval y fue fundada por personas innovadoras que, al abordar los proyectos, no encontraban en el mercado herramientas eficientes para desarrollar esos trabajos. Así que, en cierto modo, era lógico que desarrollaran sus propias herramientas, que les facilitaran la ejecución de esos proyectos en un plazo razonable y mejorando el rendimiento en sus propias operaciones.

¿No había por aquel entonces programas similares para el diseño y construcción de buques?

RG: Estamos hablando del año 1965, de una época en la que las máquinas no existían como las entendemos ahora, en el principio de la era informática: se usaban tarjetas perforadas, no se podía imprimir… era todo bastante arcaico. Y no había en el mercado un sistema similar a lo que nosotros estábamos haciendo en ese momento.

RMA: Los plóter dibujaban con plumilla sobre una mesa inmensa. Un brazo articulado reproducía los planos después de mucho trabajo: perforar tarjetas, programar el ordenador… ¡Qué fácil parece ahora que se obtengan con sencillas impresoras planos a todo color con gran rapidez!

¿Alguna vez FORAN ha temido por su vida?

RG: 50 años dan para mucho, y aunque no creo que la expresión correcta sea “temer por su vida”, sí es cierto que ha habido momentos difíciles en los que no salían las cuentas y en esos momentos la empresa ha seguido apostando por el producto. No se pudo tener el nivel de inversión que nos hubiera gustado en esos momentos, pero SENER siempre ha mantenido su corazoncito con el espíritu fundacional del 56, cuando nació como una oficina naval.

RMA: Esa confianza en FORAN hay que agradecérsela al Consejo de Dirección de SENER. Ha habido feroces crisis navales en todo el mundo, épocas en las que no se construían barcos y, por tanto, las empresas fabricantes no invertían en programas CAD. Incluso en esos años SENER ha seguido manteniendo la inversión en personas y en medios para que FORAN pudiera continuar siendo un sistema de referencia en el mundo.

¿Podría decirse que FORAN fue pionero en la internacionalización de SENER?

RMA: Sin duda. El propio reparto geográfico mundial de la construcción naval nos hizo ver que debíamos salir al exterior. Permanecer recluidos en España habría sido un suicidio.

RG: Pero hemos sido siempre proactivos. Por ejemplo, en los años 70, cuando prácticamente no había ni siquiera relaciones diplomáticas entre España y la URSS, FORAN estaba instalado allí.

Nuestro compañero Fernando Alonso siempre recuerda que se pasó muchos meses en Corea en los 70. Y en aquella época Corea no era uno de los grandes tigres de la construcción naval. Es decir, nosotros nos hemos internacionalizado muy pronto. Yo diría que en ese aspecto la unidad Naval ha sido pionera dentro de SENER. Más ejemplos: llevamos instalados en Brasil desde hace 15 años, en Argentina lo mismo.

RMA: De hecho, los primeros desplazados de SENER eran ingenieros navales por proyectos de FORAN. Todos los procesos internos de expatriación arrancaron porque nuestra gente de sistemas navales tenía que irse a vivir al extranjero, en concreto al Reino Unido, por el proyecto de BAE.

¿Cuál es el catálogo de buques diseñados y construidos en FORAN durante 50 años?

RG: Con FORAN se han diseñado y fabricado todo tipo de barcos: desde pesqueros a mercantes, plataformas offshore, buques de guerra e incluso veleros. No hay un tipo de barco que no se haya realizado con FORAN.

RMA: Lo que da una idea de su versatilidad, pues con las mismas aplicaciones se han diseñado y construido buques de índole muy diferente y de esloras que van desde 15 m hasta más de 400 m.

¿Cuáles han sido las innovaciones más destacadas de los últimos cinco años en FORAN?

RG: El desarrollo más innovador es el interfaz con aplicaciones PLM (Product Lifecycle Management). Es muy relevante el avance que supone unir un CAD con un PLM desarrollado por un tercero, y es una posibilidad que solo ofrece FORAN. Otra innovación reseñable, aunque pudiera no parecerlo, ha sido el revamping: la modernización de todo el software, desde el interfaz de usuario hasta la estructura de datos.

RMA: La posibilidad de trabajo concurrente es también una importante innovación. FORAN permite el trabajo simultáneo sobre una misma base de datos desde centros ubicados en diferentes localizaciones geográficas. Gracias a ello, cualquier cambio es visible inmediatamente para todos, lo que garantiza que haya una total integración en el diseño y que no se produzcan inconsistencias.

Recientemente SENER ha abierto una oficina en Manchester, motivada en gran medida por los contratos navales. ¿Qué actividades van a desarrollar desde esta oficina?

RG: Esta oficina obedece a la consecución del contrato con BAE Systems y el uso consiguiente de FORAN en el diseño de los portaviones de la clase Queen Elizabeth (QEC) y de la nueva generación de submarinos, nuestro proyecto estrella en estos momentos. Unos trabajos de semejante envergadura requieren una atención local. Y Manchester aglutina cercanía al cliente y facilidad de comunicación con otros clientes navales de SENER en el Reino Unido.

RMA: Este trabajo durará muchos años, pues los acuerdos militares obligan a que el astillero fabricante mantenga el sistema CAD con el que ha sido diseñado el barco durante toda la vida operativa del buque, con lo que cada contrato te asegura el tiempo de diseño, el tiempo de fabricación y el de la vida operativa de cada una de las unidades. La primera unidad de los portaviones de la clase QEC se ha botado recientemente, pero BAE está arrancando el proyecto de la serie de submarinos nucleares Successor, que también se va a diseñar con FORAN y que estará operativo varias décadas. Para la entrega de la primera unidad faltan años todavía, con lo que tenemos asegurada la presencia de FORAN en BAE por mucho tiempo.

RG: Y ahora, en Glasgow, se está empezando el diseño de una serie de 15 fragatas, el tercer proyecto que BAE acomete con FORAN. La entrega del primer buque está prevista para el 2021, por lo que el sistema debe estar vivo mucho más tiempo.

¿Cuáles son los retos del área naval a los que FORAN ha de contribuir?

RG: El principal es conseguir la tan ansiada eclosión en China, Japón y Corea del Sur, donde estamos haciendo una inversión muy importante.

RMA: Como segundo reto, entrar con fuerza en la industria offshore, un sector donde existe una elevada carga de ingeniería en todo el mundo y donde FORAN tiene mucho que decir. Hemos analizado minuciosamente dicho mercado y hemos ideado un plan que está arrancando con la incorporación, en la versión 80 de FORAN, de un buen número de funcionalidades para este sector.

¿Cómo piensan conmemorar el 50 aniversario de FORAN?

RG: Pues queremos darle la visibilidad que FORAN merece. Esta efeméride es un hito de todo SENER.

RMA: Si Manu (José Manuel de Sendagorta) pudiera ver dónde está FORAN ahora, ese proyecto que él arrancó con tanta ilusión hace 50 años, estaría muy orgulloso.

Galería

Rafael de Góngora Rafael Martínez-Abarca

Copyright SENER 2020